Pues no hay cambio

Un hombre intenta infructuosamente sacar tabaco de una máquina de un bar con una moneda, al parecer defectuosa, de dos euros. Se dirige al camarero y le pregunta:

  • – ¿Podría cambiarme esta moneda por otra de dos?
  • – Lo siento, no tengo ninguna
  • – Entonces, por favor, déme suelto
  • – Lo siento, no puedo

El hombre busca en su bolsillo y le dice al camarero:

  • – Entonces, por favor, cámbieme esta moneda de 1 euro para telefonear.
  • – Lo siento, tampoco puedo cambiársela. Y tampoco podría cambiarle una de 50 céntimos, ni una de 20, ni siquiera una de 10.
  • – Es posible que no tenga usted ninguna moneda?
  • – No he dicho tal cosa – replica el camarero -. De hecho, tengo 2,35 euros en monedas.

¿Qué monedas tiene el camarero?

Solución
.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

No puede tener más de una moneda de 1 euro (pues entonces tendría cambio de 2 euros), ni más de una de 50 céntimos, ni más de una de 10, ni más de una de 5 céntimos, pero 20 céntimos puede tener hasta cuatro (si no tiene ninguna de diez). PPor lo tanto, la única forma de tener 2,35 euros es con una moneda de 1 euro, una de 50 céntimos, cuatro de 20 y una de 5 céntimos.

Share Button

Deja un comentario